in , , , , ,

Alcalde de Quillo no presenta recurso de casación y peligra su permanencia en el cargo

Segunda Sala Penal de Apelaciones declara infundada apelación de burgomaestre quillupino. Fortunato Santos Caballero Lacho junto a sus funcionarios denunciados tuvieron un plazo de 10 días para formalizar el pedido y no lo hicieron.

La permanencia de Fortunato Santos Caballero Lacho en el cargo de alcalde del distrito de Quillo corre peligro porque no presentó el recurso de casación que los abogados invocaron en la audiencia de apelación de incoación de proceso inmediato por la violación de las medidas sanitarias por el covid-19 del pasado 5 de enero del presente.

El plazo que tuvieron el alcalde y sus funcionarios fueron de 10 días para formalizar el recurso de casación y esto no se dio como se puede apreciar en el acta de audiencia de apelación de auto de la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa, donde los abogados de los imputados no pudieron refutar la acusación del Fiscal Carlos Machuca Fuentes.

Por eso, los magistrados de la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa conformado por Daniel Alberto Vásquez Cárdenas, Niczon Holando Espinoza Lugo y Carlos Alberto Maya Espinoza por decisión unánime declararon infundada la apelación del alcalde quillupino, Fortunato Santos Caballero Lacho y sus funcionarios.

Tras declarar infundado el recurso de apelación y no formalizar la casación, la Segunda Sala penal de Apelaciones tiene que remitir todos los actuados al juez de investigación preparatoria de Casma, a efectos de que notifique al fiscal otorgándole un plazo de 48 horas para que proceda a presentar su acusación y se programe la audiencia de juicio inmediato, donde se dará lectura de la sentencia contra el alcalde de Quillo y sus funcionarios por incoación de proceso inmediato por violación de las medidas sanitarias en plena pandemia del coronavirus.

La pena que recibirá Fortunato Santos Caballero Lacho junto a sus trabajadores por el delito de violación a las medidas sanitarias por el covid-19 se encuentra regulado en el artículo 292 del código penal, cuya pena de cárcel es de seis (6) meses y tres (3) años.

A pesar de haber sido intervenidos en flagrancia y con bebidas alcohólicas, lo que cumple los requisitos de la incoación inmediata, los investigados se opusieron a proceso inmediato y a través de sus abogados apelaron dicha decisión que fue declarada infundada por los magistrados.

De acuerdo, al expediente 00308-2020-0-02505-JR-PE-01 de la segunda sala Penal de Apelaciones, los investigados por el delito de violación de las medidas sanitarias durante la emergencia de la pandemia son el alcalde de Quillo, Fortunato Santo Caballero Lacho, sus funcionarios Santos Lorenzo Baltazar Rosas, Víctor Manuel Nauchi Sotelo, Germán Adolfo Milla Guerrero, Eduardo Luis Cano Aguilar y César Edgardo Carranza Alegre.

Los pobladores del distrito de Quillo esperan que los jueces programen lo antes posible la audiencia para que hagan justicia y emitan la sentencia condenatoria que se merece el burgomaestre quillupino y sus trabajadores porque en reiteradas ocasiones fueron intervenidos en total estado de ebriedad y haciendo escándalo, causando las molestias en la población.

Cabe Indicar, que el alcalde Caballero Lacho y sus cinco trabajadores fueron intervenidos con síntomas de ebriedad por los efectivos policiales de la Comisaria de Quillo, la madrugada del 15 de octubre del año pasado, fecha en que celebraban el cumpleaños del burgomaestre y se les encontró cajas de cervezas, varias botellas de vinos y todos fueron detenidos a pesar de resistirse y faltar el respeto a la policía.

Vacancia de alcalde del distrito de Huántar será este viernes 15 de enero

Huaraz: rescatan cuerpo de ciudadano que cayó al río Santa